Saltar al contenido

Semirecogidos fáciles: ¡Y a lucir como una reina!

semirecogidos

¿Una guía con ideas de semirecogidos fáciles?

Pues sí, la idea de escribir sobre peinados con semirecogidos para niñas, adolescentes y mujeres adultas ha surgido recordando mi embarazo.

A medida que mi entorno se enteró de que estaba embarazada, tuve que oír muchas veces la famosa pregunta: “¿Prefieres niño o niña?”. Al margen de que tuviera alguna preferencia, que la cuestión fuese reiterada, me hizo reflexionar sobre qué podía haber detrás de querer un niño o una niña.

Hay futuras madres que reconocen que les gustaría tener una niña por peinarla y vestirla de una manera determinada. No pretendo ofender a nadie, pero a mí eso siempre me pareció algo superficial.

¿De verdad tu preferencia se basa en algo como la imagen?

Entiendo, de todas formas, que no es tanto la imagen, sino los rituales que conllevan construirla. Es compartir momentos.

Hay que asumir que tendemos a moldear a nuestros hijos a nuestra imagen y semejanza, a querer inculcar en ellos nuestros gustos e incluso a desear que hagan aquello que nosotros no pudimos hacer. A vivir a través de nuestros hijos.

Una mujer coqueta, amante de las compras y de la últimas tendencias en cosmética, se lo inculcará a su hija directa o indirectamente, puede que con la esperanza de que, el día de mañana, su hija le acompañe al centro comercial para compartir una agradable jornada de compras.

semirecogidos para niñas

También me he encontrado con padres y madres que confesaban preferir un niño porque las niñas “son más complicadas”. Y, si lo anterior me pareció en su momento superficial, esto ya lo considero el colmo. Cualquiera que va a traer un hijo al mundo debería tener clara su prioridad: educar.

Tener miedo a que tu hija sea repelente, rebelde o contestona cuando alcance la famosa edad del pavo, ¿esconde un temor a tener que reprenderla con la frecuencia oportuna?

Temer que reclame con mucha frecuencia ropa nueva y otros accesorios (algo de lo que no están exentos los niños), ¿es no querer convencerla de que hay cosas más importantes para evitar que se vuelva egoísta y materialista?

Inquietarse ante la posibilidad de que sufra el machismo que todas las mujeres del mundo hemos sufrido en alguna ocasión, ¿es rehuir la necesidad de educar en igualdad y libertad?

Se trata de una reflexión personal que comparto con quienes me leéis, no de un dictamen. No pretendo juzgar a nadie porque, como madre, estoy convencida de que la mayoría lo hacemos lo mejor que sabemos, y no podemos andar culpándonos por cosas que, al fin y al cabo, son muy humanas: tener preferencias, desear que todo sea simple y sencillo, evitar la exposición de nuestros hijos…

Y después de todo este rollo te diré que a mí me encanta todo lo que tiene que ver con los peinados y la peluquería, pero sin pisarla demasiado.

Me gusta hacerme peinados fáciles en casa y por eso me he decidido a escribir esta pequeña guía con ideas de semirecogidos fáciles que estoy segura que te van a encantar. ¡Para ti o para tu niña!

Semirecogidos fáciles y sencillos

Es verdad que, cuando se tiene una niña, ese acto tan cotidiano y rutinario de ducharse, vestirse y peinarse puede hacerse muy cuesta arriba: enredos que hay que deshacer, llantos que hay que evitar, acuerdos que alcanzar en cuanto a qué quiere llevar… Es una cuestión cultural de la que es muy difícil escapar.

Sus personajes favoritos de los dibujos animados, las protagonistas de sus cuentos o sus amigas del colegio la influyen y determinan, y ella querrá encajar, incluso sorprender y gustar.

Muchas de las madres que esperan una hija creen que el momento de peinarla, por ejemplo, va a ser un ritual ligero y agradable que contribuya a afianzar la relación entre las dos. Luego se encuentran, día a día, con que es un verdadero drama.

Y yo, que ni siquiera tengo hijas (al menos, todavía), he buscado todo tipo de peinados semirrecogidos por si a ti, amantísima y paciente madre (o padre), te pueden servir. Algunos de ellos son fáciles y rápidos, así que los puedes usar para ir al colegio.

Con trenzas

Los peinados con trenzas siempre son tendencia. El peinado con dos trenzas es un clásico de la infancia y, ya de adultas, hay quien se lo hace antes de meterse en la cama, con la esperanza de que al día siguiente acomodar el cabello antes de salir de casa no nos lleva más de cinco minutos.

semirecogidos con trenzas

Se lleva todo lo que una se quiera poner: trenzas laterales pegadas a la raíz, trenzas cruzadas, formando una diadema… De lo que se puede encontrar en la Red, algunas opciones parecen tener el nivel de un estilista con 20 años de experiencia a sus espaldas. Otros, sin embargo, son peinados fáciles con trenzas.

Una opción es hacer un pasador con su propio pelo. Con el pelo bien peinado y limpio, sin enredos, hay que coger el mechón más extremo, el más pegado a su rostro, dividirlo en dos mitades y hacer un nudo. Con uno de los mechones de pelo restante y con otro nuevo, se hace un nuevo nudo. Y así, se trata de ir encadenando nudos. En este vídeo, se puede ver con claridad el proceso.

Más fácil aún es esta otra opción. Con el cabello liso y la raya en medio, se debe hacer una partición pegada a la misma raya y separar el mechón resultante en dos trozos. El de la parte de delante, la más pegada a la frente, pasará por encima del otro.

Desde ahí, se trata de ir haciendo líneas horizontales con los mechones frontales, es decir, seguir entrelazando mechones, uno por encima de otro, pero siempre cogiendo pelo nuevo. Así, la trenza quedará pegada a la raíz.

Para que resulte un semirrecogido, debes dejar de tomar pelo nuevo más o menos a la altura de la oreja y terminar la trenza en el mechón resultante. Sujeta el final para que no se suelte, con una gomilla o pinza, y ejecuta el proceso anterior en el otro lado.

Después se trata de cruzar ambas trenzas en el centro, retorciendo una con otra, para sujetar luego con una gomilla. Djvanesa lo explica bien en este vídeo:

Para pelo rizado

El pelo rizado puede ser más complicado porque se enreda más, pero hay que conseguir que la niña se convenza de que los rizos otorgan mucha personalidad. De hecho, todas quieren (queremos) lo que tienen (tenemos): quien tiene el pelo liso lo quiere rizado, y viceversa.

Cynthia TV hace sus ondas con un tenaza, pero este paso te lo puedes ahorrar si tu hija ya las tiene.

Con la raya en medio, haz una partición con ayuda del peine de cola, el que acaba en una punta larga, de forma que abras una nueva raya paralela a la de en medio. Sujeta el mechón y procede a hacer lo mismo en el otro lado, tomar la sección de cabello que queda justo debajo de la raya.

Junta el cabello que has cogido, divídelo en dos partes (una quedará delante y la otra detrás) y carda ambos mechones para aportar volumen. Sujétalos atrás con una gomilla, y carda también los lados para dar aún más volumen. Puedes terminar cubriendo la gomilla con un mechón de la colita para que no se vea, y apretándola bien.

Para pelo liso

Estos peinados se pueden hacer tanto con el pelo completamente liso como con unas ondas suaves, así que no tienes que preparar previamente el cabello de tu hija.

semirecogido con pelo liso

Una de las opciones que más me gusta comienza con dos trenzas muy pequeñitas en la parte delantera desde la raya, que estaría en un lateral. Una vez estén hechas, intercala ambas entre mechones de pelo suelto, arriba y abajo. Une ambas trenzas con una goma y esconde las puntas.

En otra, la raya seguiría estando en el lateral. Toma un mechón de uno de los lados, divídelos en dos secciones, enróllalos y únelos al final con una gomilla. Sujétalos al pelo con una horquilla a cada lado, por la parte de atrás para que esta no se vea. Una opción similar es unir ambas partes en el centro, o bien hacer una trenza con la parte resultante.

Los que te cuento son el peinado 3, el 4 y el 5 de este vídeo de Patry Jordán, aunque hay otros que te pueden servir y que te explico más abajo.

Con el pelo largo

El pelo largo es el que más enredos acumula y el que más cuidados requiere, pero también es el que más juego da. La mayoría de las niñas quieren tenerlo cuanto más largo, mejor, así que toca que lidiar con ello para poder cumplir su deseo. Al fin y al cabo, debe sentirse cómoda con su imagen.

Una primera propuesta parte de dos coletas arriba, con la raya en medio, dejando parte del cabello suelto. Después, se trata de dividir una de las coletas en dos mitades, sujetando la superior con una pinza, y haciendo una trenza con la inferior.

A medida que vayas bajando, ve tomando mechones de la otra coleta, agrégalos al mechón central de la trenza y sigue completándola hasta el final.

semirecogidos con pelo largo

Suelta después el mechón superior que habías reservado en la primera coleta y, en la otra, inicia otra trenza con el cabello que te ha sobrado. Se trata de ir tomando mechones de la otra, como has hecho antes. No es tan difícil si le coges el truquillo y no te lías cogiendo mechones, y queda precioso.

Otra opción es que hagas un semirrecogido en forma de coleta sola, en el centro. Luego, debes coger un pequeño mechón de la parte superior de esta y reservarlo, y otro más grueso del lateral y reservarlo también. Con el pelo que te queda, haz un pequeño moño utilizando una gomilla, de forma que debajo te quede bastante pelo suelto.

Peina el mechón más grueso de los que habías reservado (puedes mojarlo un poco con agua para ayudarte), y haz lo mismo que con el otro. Se trata de que hagas un lazo con el pelo, así que estira bien los moños y pégalos a la raíz con horquillas. Con el mechón más pequeño, cubre el centro.

Puedes ver estos peinados y más en los 10 semirrecogidos que propone Peinópolis. Algunos son:

Con media melena

Los peinados del vídeo que ya he puesto de Patry Jordán son ideales para medias melenas, aunque depende de lo que cada cual entienda por eso.

Ella juega con los pequeños detalles que marcan la diferencia en sus peinados, de manera que todas las propuestas resultan sencillas. En un caso, se trata de tomar tres mechones de debajo de la raya, en la parte delantera, enrollarlos sobre sí mismos y juntarlos al final, con una gomilla y una horquilla.

Otra opción es coger hacer una trenza estrecha en el mechón delantero, el que cae sobre la cara. Al principio se puede ir haciendo normal, y luego se trata de ir tomando mechones nuevos, para hacer un efecto en cascada. Si se abre un poco, queda más grande y más informal.

Te hablo de los peinados 6 y 7 de su vídeo, pero tienes más que pueden venirte bien, aunque son algo más complicados:

Con el pelo corto

Me refiero a medias melenas cortitas, no a peinados tipo pixie. Si lo tiene más corto, puedes recurrir a la clásica coleta lateral utilizando alguna gomilla con detalles, como lazitos. Es el corte habitual en niñas pequeñas, así que apunta algunos de estos.

  • Una opción es tomar una gran sección de cabello del centro, de modo que quedarían dos rayas a sendos lados.
  • Desde ahí, toma el mechón delantero, haciendo bien la raya, y agárralo con una goma.
  • Del mismo modo debes proceder con los mechones contiguos, hasta tener dividido el cabello en cuatro partes.
  • Cuando vayas sujetando el pelo, coge las colitas que vayas haciendo. Puedes dejarlo así o hacer dos colas laterales con el pelo resultante.

Puedes emplear el mismo método, el de ir dividiendo el pelo y agarrándolo con gomitas, para otro peinado.

semirecogido pelo corto

A diferencia del anterior, en lugar de hacerlos arriba los harías a cada lado de la raya, estando esta en medio. Puedes coger tantas como quieras, hasta dejar un semirrecogido o un recogido completo.

Puedes encontrar estos sencillos peinados en el vídeo de otra amantísima madre, Young Mom. Si ella puede conseguirlo, considerando cuánto se mueve su pequeña, tú también puedes:

Peinados semirecogidos para bodas

Ya que se trata de niñas, cuanto más natural quede el resultado, mejor. No te comas mucho la cabeza para hacerle un peinado especial, ni pienses en gastarte el dinero en una peluquería, cuando hay propuestas tan sencillas que puedes hacerlas en casa.

Te pueden servir los peinados de Primera Comunión que propone Mayecreativa. Muchos son semirrecogidos sencillos, porque lo que destacan son diademas y coronas de flores que también pueden servir en otros eventos, como bodas y bautizos.

Peinados elegantes para fiestas

Muchos de las peinados anteriores os pueden servir, pero si quieres algo más elaborado, apunta este otro.

  • Si tu hija tiene el pelo muy liso, puedes empezar haciéndole unas ondas muy suaves para que el peinado le aguante más.
  • Separa luego una sección de cabello desde la coronilla hasta detrás de las orejas, y aparta ese cabello.
  • De la parte central separa dos capas, sujeta la superior con una pinza y carda la raíz de la de debajo y pon una horquilla para luego tener una sujeción.
  • Toma uno de los mechones laterales y enróllalo sobre sí mismo y hacia el centro, debajo de la coronilla, y haz lo mismo con el otro lado, de forma que un mechón quede por debajo del otro, ambos enrollados. Utiliza su propio pelo para ocultar las puntas.
  • Hechos los torcidos y bien sujetos, ve pasando por ellos cintas de colores, ayudándote de un peine con cola y con mucho cuidado de no estropear lo que ya has hecho.

Este peinado está explicado paso a paso en el canal de Telva, de la mano de los expertos de Tacha Beauty.

Semirecogidos de lado

Uno de los peinados más populares hoy día es la trenza de raíz. Puedes hacerla en un lado y dejar el otro suelto, de forma que hagas un peinado lateral que se puede lucir en cualquier ocasión, sea informal o formal. Al fin y al cabo, tratándose de una niña, cualquier cosa le queda bien.

Para empezar, debes hacer la raya a un lado, y sujetar el pelo con una gomilla para poder trabajar bien el pelo que te ha quedado en la parte inferior. Antes de empezar, puedes poner un poco de gomina para que luego se quede fijo.

Separa un mechón de la parte anterior, la más próxima a la cara, haciendo una raya vertical, y empieza a trenzar el pelo en dirección a la nuca, tomando pequeños mechones nuevos para que se quede pegada a la raíz. Debes tomar estos mechones alternativamente de la parte de arriba y la de abajo, y añadirlas a la parte central de la trenza. Complétala hasta abajo y sujétala con una gomilla.

Suelta la otra parte del pelo y péinala bien, ahuecando en la parte de arriba para dar volumen.

Este peinado puedes encontrarlo en Dos SuperDivas:

Semirecogidos con ondas

Aunque ya te he mostrado peinados con ondas, te pongo este como alternativa. Es un peinado pensado para un evento, pero lo incluyo porque me ha gustado mucho el resultado. Como ni en un día tan especial deben perder la naturalidad, se puede utilizar en otras ocasiones.

Si tu hija tiene el pelo completamente liso, es mejor que uses un protector de calor, tanto para este como para otros peinados en los que sea necesario usar planchas o tenacillas. Ondula luego con la plancha o con un rizador grueso de cerámica, y aplica luego laca para que la onda dure más.

Con la raya en medio, coge dos mechones de cada lado y de la parte delantera, a la altura de la frente. Enróllalos sobre sí mismos y sujétalos con dos horquillas a cada lado. Se trata de un peinado muy sencillo que luego admite muchas variaciones, sobre todo para colocar accesorios más o menos sofisticados, dependiendo de la ocasión.

Es CharHadas Films (cuya web me encanta porque tiene muchas ideas) la que nos trae este peinado.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESA LEER:

Espero que mi recopilación de semirecogidos para niñas, adolescentes y mujeres de todas las edades te haya servido y que puedas practicar sin estrés, con paciencia y cariño. Todo dependerá, claro, de a qué está dispuesta la modelo. Si le gusta verse con peinados diferentes día tras día, aguantará. Si no, con una coleta, una trenza simple o el pelo suelto con una bandana, será más que suficiente. Tampoco te obsesiones, ¡la niña no es una muñeca Rosaura!