Saltar al contenido

¿Qué puede perjudicar al feto durante el embarazo?

que le puede hacer daño al feto cuando estoy embarazada

Cuando estás embarazada comienzas a preocuparte por cosas que, claro está, antes ni siquiera te planteabas. Andar, correr, saltar, agacharte, dormir boca abajo, realizar las tareas de la casa, el cinturón de seguridad, cargar las bolsas de la compra, estar de pie muchas horas o incluso una sesión de rayos uva. ¿Quieres saber si todas estas acciones son perjudiciales para el feto durante tu embarazo?

Pues sigue leyendo. ¡Te lo cuento todo!

Estoy embarazada: ¿Puedo o no puedo…?

¿Puedo seguir haciendo las tareas de la casa yo sola?

La gestión diaria de la casa no comporta especiales problemas para la futura mamá. Sin embargo, es preciso evitar las limpiezas “a fondo”, como descolgar, lavar y colgar las cortinas, limpiar las lámparas o quitar el polvo de la parte superior de los armarios, ya que estas actividades requieren el uso de una escalera y comportan un riesgo de caída.

Por lo demás, se puede hacer prácticamente todo, naturalmente, procurando no fatigarse en exceso.

Por ejemplo, si friegas el suelo, no transportes el cubo lleno de agua, sino que es preferible que lo llenes hasta la mitad, utilizando siempre la fregona, y evitando agacharte para limpiar con el cepillo o con una esponja.

Si planchas, regula la altura de la tabla, para poder sentarte. En cambio, si prefieres quedarte de pie. apoya el pie en una pequeña peana, para no forzar demasiado la espalda. Por ¡o que respecta a las tareas más pesadas, no tengas reparo en pedir ayuda.

que puedo hacer durante el embarazo

Subir escaleras o caminar rápido

Es normal que al subir escaleras embarazada o caminar rápido la tripa se endurezca. Son pequeñas
contracciones uterinas, que suelen percibirse a partir del quinto mes de embarazo. Si se presentan de vez en cuando, se pueden considerar fisiológicas, pero, si se producen cuando se va deprisa, se deben tomar como un mensaje del organismo, que pide no cansarse demasiado.

De hecho, en cuanto la futura mamá ralentiza el ritmo y sube escaleras o camina más lentamente, desaparecen enseguida.

En cambio, si los episodios se repiten con frecuencia o las contracciones continúan a pesar de las precauciones sugeridas, es oportuno informar al ginecólogo.

¿Puedo llevar las bolsas de la compra?

Sí, siempre y cuando no pesen demasiado. No obstante, cuando las levantes, no te inclines hacia delante, sino que debes flexionar las rodillas. De este modo, el esfuerzo se distribuirá bien entre las piernas y la columna vertebral, evitando el riesgo de lumbalgia.

Mientras elevas el peso, contrae ligeramente los esfínteres, para prevenir problemas de incontinencia urinaria. No olvides que el embarazo constituye un factor de riesgo para este trastorno, desde el momento en que el peso del bebé hace que los músculos pélvicos sean más laxos.

Estoy al inicio del embarazo y suelo dormir boca abajo

Al inicio del embarazo, cuando todavía no tienes tripa, puedes seguir durmiendo en tu posición habitual. Mientras el útero está contenido en el interior de la pelvis, se puede adoptar la posición que se desee, porque el peso del cuerpo no causa ningún inconveniente.

Sin embargo, al final del primer trimestre, con el crecimiento del feto, el útero asciende y se transforma en un órgano abdominal. En este momento, tu propio cuerpo te indicará que necesitas darte la vuelta, simplemente, porque si te pones boca abajo, notarás una sensación molesta y no podrás mantener la posición.

¿Es perjudicial el cinturón de seguridad estando embarazada?

Desde el año 2006, la mujer embarazada está obligada por ley a llevar puesto el cinturón de seguridad cuando viaja en coche. Sin embargo, muchas futuras mamás se preguntan si esto puede ser peligroso para el feto por la presión que ejerce el cinturón en la tripa o por la que podría ejercer en caso de golpe o accidente.

Pues para aclarar todas las dudas, los expertos recomiendan el uso del cinturón colocado de forma correcta, entre los senos y por debajo del vientre, a la altura de las ingles, evitando holguras.

En el mercado existen dispositivos que permiten mantener el cinturón en esta posición, sin disminuir la efectividad del mismo (son los cinturones para embarazadas). De este modo, en caso de accidente, la presión del cinturón se trasmite directamente sobre las caderas y no sobre la barriga de embarazada.

como colocar el cinturon del coche si estás embarazada

El uso de estos dispositivos está recomendado por la DGT (Dirección General de Tráfico) que, además, aquí te explica cómo colocar el cinturón de forma correcta cuando estás embarazada.

¿Puedo seguir con mis sesiones de rayos UVA?

En los primeros meses de embarazo, las cabinas de rayos UVA no son perjudiciales para el feto, pero es mejor evitarlas cuando estás embarazada porque pueden:

  • Acentuar el cloasma gestacional, un problema estético típico del embarazo que se manifiesta a través de manchas oscuras en la frente, barbilla y pómulos. Suele aparecer por el aumento de estrógenos provocados por la estimulación de los melanocitos, células que producen el pigmento oscuro de la piel y, por tanto, los rayos UVA también pueden desencadenarlo.
  • Provocar dificultades circulatorias, sobre todo en extremidades inferiores, debido al calor intenso que emiten las cabinas de rayos UVA y que suscitan la vasodilatación temporal.
  • Irritación de la piel por el efecto de los rayos UVA. Durante el embarazo la piel es más sensible y lo que antes no te perjudicaba, puede que ahora sí lo haga, como es el caso de los rayos UVA en el embarazo.

En definitiva, cuando estamos embarazadas tenemos que intentar llevar una vida normal, pero hay que tener mucho cuidado con determinadas acciones del día a día que pueden perjudicar a nuestro feto o a nuestro cuerpo.