Saltar al contenido

Papiroflexia para niños: Más que una actividad entretenida

Papiroflexia para niños: Más que una actividad entretenida
Valora este artículo:

papiroflexia para niños

Papiroflexia para niños. Eso es de lo que vengo a hablaros hoy porque, vamos a ser sinceros, llega un momento en el que se te acaban las ideas y no sabes cómo entretener a los niños. Tienen tropecientos juguetes y no hacen ni caso a ninguno.

¿Y qué mejor para pasar tiempo juntos que realizando manualidades? Para los más pequeños ya os conté cómo hacer marionetas caseras y cómo hacer una corona de cumpleaños con plantillas.

Hoy le toca el turno a la papiroflexia. Vamos allá.

¿Por qué papiroflexia con niños?

El arte de la papiroflexia es bien conocido, y es mano de santo a la hora de tener a niños entretenidos durante bastante tiempo. La técnica consiste en la transformación del papel.

por qué hacer papiroflexia con niños

La papiroflexia es una actividad ideal para incentivar la imaginación de los niños, por lo que te recomiendo que, además de guías útiles en forma de tutoriales, le permitas crear nuevas figuras a su antojo.

Es evidente, además, que mejora las destreza en manos y dedos, además de estimular y desarrollar la coordinación entre estos y los ojos, que son los que deben controlar todo movimiento.

Si necesitas que tu hijo/a practique la paciencia y aprenda a esperar los resultados a su debido tiempo, la papiroflexia puede venirte como anillo al dedo, porque invita a ser paciente y constante, además de a permanecer concentrados para no perder el hijo y tener que volver a empezar.

Es una actividad muy relajante.

A mí me gustaba hacer barquitos de todos los tamaños, aprovechando los trozos de folio que iban sobrando al ir completándolos, y la verdad es que era terapia. Al niño también le ayudará.

Además, irá ganando confianza en sí mismo y en sus posibilidades a medida que vaya completando figuras, lo que también despertará su curiosidad: “¿Qué más sería capaz de hacer?”. Todo un acicate para su autoestima.

Y ahora que hemos visto todos los beneficios de la papiroflexia para niños, ¿qué te parece si profundizamos más en el tema?

Materiales para hacer papiroflexia

Hemos de distinguir entre el origami y la papiroflexia.

materiales papiroflexia

El primero tiene origen japonés y es estricto a la hora de utilizar materiales porque tiene unas bases concretas y no admite cortes en el papel. Es por ello que no todo los ejercicios de papiroflexia que se realicen se pueden encuadrar en el origami.

Pero aquí no vamos a ponernos tan estrictos.

Se trata de pasar un buen con los niños, aprender algo nuevo para que se entretengan y para que puedan obtener todos sus beneficios, así que te invito a que uses tijeras, colores, celo o lo que se te ocurra.

Lo que sí debes cuidar es la elección del material, porque ya sabes que existen de diversos tamaños, grosores, texturas… Te puedes encontrar figuras hechas en muchos tipos diferentes de papel, pero si quieres asegurarte de que el niño pueda manejarlo correctamente, opta por algo manejable.

Fácilmente manipulable y divertido, porque presenta muchas formas y colores, es el papel de regalo, el de siempre, ese que puedes encontrar en rollos en cualquier papelería.

Los papeles con texturas también pueden resultar muy bonitos y más específicos. Te aconsejo utilizarlos si el niño va mostrando más y más interés, como sucede con papeles metálicos o con washi.

Tampoco te vuelvas loca porque se puede moldear fácilmente cualquier cosa que implica papel, desde facturas (que ojalá pudieran ser de verdad pajarillos y salir volando), revistas o periódicos. De hecho, se pueden doblar también elementos textiles fácilmente.

Figuras fáciles para niños con instrucciones

¿Quién no ha hecho alguna vez el barquito de papel?

figuras papiroflexia para niños

Yo guardo vívida la imagen de la primera vez que me salió. No se siente todos los días tal satisfacción, reforzada con el aplauso de los adultos que te han estado enseñando, y a los que puedes mostrar cuánto has aprendido. Como cuando llevabas al colegio el regalo del día de la madre, o del padre.

Antes de comenzar, es recomendable seleccionar correctamente las figuras a las que se debe dar vida.

Una vez que os sumerjáis con los más pequeños dentro del mundo del origami, veréis la cantidad de cosas que se pueden hacer, algunas de ellas de los más elaboradas y sofisticadas.

El niño se puede sentir tentado a reproducir algo complicado si le das muchas opciones entre las que elegir, así que te recomiendo que comiences con algo sencillo, para que no se frustre si no le sale.

El pez

Entre lo más sencillo de hacer, está el pez, para el que se necesita un trozo de papel cuadrado de cualquier tamaño: si es grande o pequeño, la figura saldrá, respectivamente, grande o pequeña.

Lo primero es marcar los dobleces. Debes doblar siguiendo las dos diagonales y luego por la mitad dos veces. También llevar cada borde del papel hasta el centro para que quede dividido en cuatro partes, contando las horizontales y las verticales. Una vez hecho esto, es hora de ponerse a trabajar.

Como estas cosas hay que verlas para que salgan bien, te dejo el vídeo tutorial de cómo hacer pez de papel origami de Papelisimo, que me parece interesante para iniciarse:

Conejo

También es sencillo el conejo que propone Juntines Planes, para lo que necesitarás papel (en el vídeo lo usan estampado para darle colorido a la figura) y dos rotuladores, uno negro y uno rojo, con el que luego dibujarás los detalles de la cara. El papel también debe ser cuadrado.

Las dobleces son triangulares, primero una diagonal, luego por el centro y luego un pequeño rectángulo en el borde inferior (como si quieras hacer un barquito), para después llevar cada lado de ese mismo rectángulo al pico.

Bueno, lo dicho, es mejor verlo.

Espadas

El mismo canal propone espadas de origami, hechas con trozos de papel cuadrado y de colores. También son sencillas y útiles, de cara a convertirse en un juguete improvisado con el que inventar aventuras en casa, y con la satisfacción de ser algo que ha hecho el mismo niño.

Ranas

Otro nivel tienen las ranas de Guía Infantil, un canal que siempre tiene novedades.

Como sucede con algunos de los anteriores, no va dando las explicaciones, pero las dobleces se ven bastante claras. Si el procedimiento es el adecuado, el resultado será una rana de papel que incluso salta. Muy típica entre los amantes de la papiroflexia para niños, pero también para adultos.

Barquito de papel

Del mismo canal es esta otra propuesta con la que le hago un homenaje a mi propia infancia: el barquito. Sucede lo mismo que con el pez, el conejo o la espada, que es asequible para niños de cierta edad (unos 7 u 8 años).

Dinosaurio

Para cuando vaya dominando la técnica, podrá hacer cualquier cosa, dependiendo de qué le gusta más. Quienes adoren los dinosaurios se atreverán con este velociraptor de origami.

Murciélago

Y los amantes de los animales (o de los superhéroes) querrán hacer este murciélago negro con papiroflexia, que además es ideal para Halloween.

Cualquier vídeo te vendrá bien para la estación que se aproxima, y poder hacer divertidas esas tardes lluviosas en casa.

Ahora ya tienes un montón de ideas para empezar a hacer papiroflexia para niños. ¿A qué esperas para demostrarle a tus hijos qué es la papiroflexia y la gran cantidad de figuras que podéis hacer juntos?