Saltar al contenido

Influencia de la luna en el parto: ¿Mito o realidad?

como influye el ciclo lunar en el parto

La influencia de la luna en el parto ha sido siempre un tema discutido, que suscita interés. Muchas mujeres embarazadas, cuando se acerca el momento de dar a luz, han considerado la fase lunar para calcular la fecha del parto, sobre todo la luna llena o sus días más próximos, anteriores o posteriores.

Pero, ¿qué tiene esto de realidad?

La máxima de que la Luna tiene influencia en el parto podría ser razonable si se piensa, por ejemplo, que es la responsable de las mareas, y que el cuerpo humano está compuesto por agua en un 80%. Pero tales evidencias no parecen ser suficientes para confirmar si, definitivamente, las fases lunares influyen en el parto.

Como yo pasé de las 40 semanas de embarazo y estaba tan impaciente y desesperada por dar a luz y la luna llena estaba próxima, me estuve informando acerca de la influencia de la luna en el parto y ahora te lo quiero contar a ti.

Influencia de la luna en el parto: la creencia popular

Lo que se ha creído tradicionalmente es que los partos coinciden con la luna llena, en detrimento de las otras fases lunares: cuarto creciente, cuarto menguante y luna nueva. Sin embargo, también hay personas que afirman que el mayor número de nacimientos se concentran en los días de luna nueva, o que tales influencias se dan solo en uno de los dos sexos, niño o niña, sin que haya mucho acuerdo en torno a cual.

A pesar de la creencia popular, solo un estudio realizado en Francia entre 1968 y 1974, en el que se analizaron casi 6 millones de nacimientos, refiere que el número de partos se eleva entre el cuarto menguante y la luna nueva, y decae en cuarto creciente.

Los expertos, sin embargo, señalan que habría que manejar los datos estadísticos con mayor cautela cuando se trabaja con muestras tan grandes. Así lo advierte M.ª S. Saiz Puente, una matrona del Servicio de Paritorio del Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, en Madrid.

Es más, en un estudio similar hecho en Austria y que analizaba 3 millones de partos entre 1970 y 1999, no se hallaron diferencias significativas en las fases lunares.

es verdad que la luna tiene efectos en el embarazo

Estudios sobre la influencia de la luna en el parto

En el estudio del Hospital Universitario Príncipe de Asturias se recogieron datos de 2.137 partos de inicio espontáneo (no inducidos, programados o prematuros), en 12 ciclos lunares del año 2007. Y, al contrario del criterio seguido en muchas otras investigaciones, se tuvo en cuenta el inicio del parto y si fue diurno o nocturno.

Las conclusiones fueron claras:

“Los resultados del presente trabajo demuestran que ninguna fase lunar aumenta el número de partos”.

Más aún tuvieron en cuenta estudios como el del Hospital de León, el de Cruces en Baracaldo o el General de Albacete, que tampoco arrojaron ninguna evidencia. Puedes ver este último desde aquí.

¿Por qué persiste la creencia?

Si en base a los estudios científicos mencionados podemos responder a la pregunta del titular con un contundente “mito”, ¿por qué seguimos creyendo en ello?

El profesor Rosendo Vílchez Gómez parece dar una respuesta acertada en la web de la Sociedad Española de Astronomía. Según explica, “nuestro cerebro no maneja bien los datos que niegan una hipótesis”. Se nos hace más sencillo recordar algo que confirma una idea que un dato que la desmienta. “Es una forma de pensamiento selectivo conocida como conocimiento sesgado”, explica el profesor en Sea-astronomia.es.

Se suma lo que se conoce como refuerzo colectivo, es decir, que una idea o pensamiento se convierten en una creencia con fuerte arraigo por la mera repetición de la misma. Lo ejemplifica con otros supuestos también sin demostrar (o que directamente son falsos) pero que persisten, como que los números feos son los que menos tocan en la lotería.

En definitiva, la influencia de la luna en el parto es totalmente nula y puede dar la casualidad de que te pongas de parto con luna llena o no, pero no habrá sido la influencia de la luna la responsable.