Saltar al contenido

Cómo organizar una fiesta de disfraces para niños

fiesta de disfraces infantiles

¿Te toca organizar una fiesta de disfraces para niños y no tienes ni idea de por dónde empezar? Tranquilidad, con esta guía vas a coger un montón de ideas para preparar la próxima fiesta de disfraces más sonada de toda la zona.

Y es que, pocas cosas hay más divertidas que una fiesta de disfraces, y esta es una afirmación con la que no solo estarán de acuerdo los niños.

Pocos niños renunciarán a la posibilidad de disfrazarse de su superhéroe favorito, del protagonista de la serie o película que ven a todas horas o de otros clásicos que nunca caen como el pirata o el vaquero.

Y madres y padres, aunque tengan que gastar algo de dinero en el atuendo o ponerse a hacer corte y confección, debemos saber apreciar los beneficios de disfrazar a los niños.

¿Por qué deben disfrazarse los niños?

Con un disfraz, los niños exploran otros aspectos de la realidad en los que no están acostumbrados a desenvolverse, al meterse en la piel de ese personaje. De hecho, si se promueven dinámicas de representación, se explotará al máximo esta posibilidad, y pueden sorprender los resultados. Si no, la imaginación de los niños es suficiente como para que hagan sus propios juegos.

cómo organizar una fiesta de disfraces

Se habla mucho de la idoneidad de buscar disfraces que les transmitan un mensaje positivo, pero yo creo que, ante todo, el niño debe sentirse feliz con lo que lleva puesto.

Cuando no se trate de algo programado, como el Belén del colegio en las Navidades, lo ideal es que el niño elija y, aunque se trate de un disfraz de muerto viviente en Halloween, que sean los padres los que sepan aprovecharlo para el aprendizaje.

Son los niños, sin embargo, los que dan a los padres una lección.

Recuerdo el día que leí la historia de Zachary, un niño de 3 años que fue al colegio disfrazado de Elsa, de la película de Disney Frozen. A causa de su atuendo, su madre Haylee y él tuvieron un encontronazo en la parada del autobús con una señora que no dudó en lanzar sus miradas y mensajes de desaprobación.

El mensaje que la madre le lanzó en Facebook se hizo viral: “Así quería vestirse porque quería mostrarle el vestido de Elsa a sus profesoras y compañeros, porque no entiende los estereotipos de género que tú crees que debería entender”, escribió.

Forzar a un niño o una niña a vestir algo que cumpla con los roles y estereotipos de género, solo por no sentir que queda expuesto a burlas y críticas, es reprimir su creatividad y su libertad, e incluso su deseo de probar una nueva identidad.

El problema lo tienen quienes tienen prejuicios, y eso es de lo primero que hay que convencerse antes de plantearse participar u organizar una fiesta de disfraces.

Ideas para decorar para carnaval

Al plantearse cómo organizar una fiesta de disfraces infantil, la decoración es parte indispensable, porque ayuda a los invitados a entrar en ambiente, favorece que niños y niñas desaten su imaginación.

Toca ponerse manos a la obra.

Los padres que tengan poco tiempo optarán por ir al bazar más cercano y hacerse con unos cuantos artículos que puede guardar para próximas fiestas,a fin de ahorrar y de ser sostenibles.

Otros, los más hacendosos y/o que cuentan con más tiempo, harán decoración para fiestas casera. Esta última opción es mi favorita porque sirve para reciclar materiales que se tienen por casa, y porque permite implicar a los más pequeños en la tarea de forma más activa.

Las manualidades siempre resultan beneficiosas, y se pueden aprovechar para darles el necesario mensaje de la importancia de reciclar y reutilizar tanto como sea posible.

Payasos con tubos de papel higiénico

Fáciles y coloridos, son ideales para una fiesta de Carnaval. Se pueden colocar, por ejemplo, sobre la mesa de la merienda.

decoración casera para fiestas infantiles

Se necesitan varios tubos de papel higiénico, pegamento y tijeras para la estructura.

Para el payaso se pueden descargar plantillas de Internet, o bien optar por una confección propia con cartulinas de colores o con más material reciclado, como periódicos o papeles que tengan por casa. Las piezas que se necesitan, en todo caso, son el vestido con el que envolver el papel, los brazos y manos, los zapatos y la cara del payaso, con su clásica sonrisa y su mechones de pelos a cada lado.

El vestido se confeccionará en forma de rectángulo, de forma que luego, al pegarlo en el tubo, cubra la altura del tubo y consiga darle la vuelta. Lo ideal es utilizar colores muy vivos, lunares de diferentes tonos sobre un color llamativo, como el verde, el amarillo, el rojo o el azul. Una vez terminado, hay que recortar y pegar en el tubo de cartón.

Los brazos y manos se pueden hacer inspirándonos en el clásico de vestido de payaso de manga larga y abullonada, con un diseño similar al que hayamos utilizado para el traje. Las manos se pueden dejar blancas, como si el payaso llevara guantes. Una vez hechos, se deben pegar en la parte superior del tubo, haciendo una pequeña doblez para que el brazo quede recto.

La cara debe ir pegada en la parte superior del tubo y, además del círculo en el que van los ojos, la nariz y la boca, se le pueden dibujar los mechones (al estilo de Krusty el Payaso), un gorrito y un cuello. Los zapatos será grandes e irán en el clásico color rojo.

Cadenetas o guirnaldas con material reciclado

Puedes usar vasos de plástico de colores, una cuerda y cinta adhesiva.

Si no tienes vasos de colores, puedes utilizar los clásicos blancos o transparentes, y decorarlos con la pintura adecuada, usando papel de regalo o cartulinas de colores. Puedes pegar los vasos a lo largo de la cuerda utilizando una cinta adhesiva que sea bastante resistente, o silicona caliente.

decoración para fiestas de disfraces infantiles

Si quieres ponerle luces (puedes utilizar las de Navidad), tendrás que hacer un orificio en la base de los vasos para introducir la bombillita. No lo hagas muy grande para que se agarre bien, sin quedar holgada.

¿Y si es una fiesta para Halloween?

Las fiestas de disfraces en Halloween son diferentes porque van envueltas en un halo misterioso y tétrico que a los niños siempre les llama la atención. La simple idea de visitar el cementerio, algo habitual en la tradición cristiana, les parece toda una aventura. Para la noche del 31 de octubre la decoración debe ser algo diferente, así que te dejo algunas ideas.

decoración de fiesta infantil en halloween

Es cierto que España, y otros países que no tienen mucha tradición celebrando Halloween, los fiesta se ve como algo lúgubre y los disfraces son algo sombrío. Sin embargo, en Estados Unidos y otros países que sí la celebran desde hace décadas, los disfraces pueden ser de cualquier cosa. Si quieres que esta sea tu opción, indícalo al momento de invitar.

Halloween es una fiesta otoñal, así que si complementas estas ideas con el uso de materiales como las hojas secas, así como artículos que combinen el negro y el naranja, conseguirás un buen resultado.

Cadenetas con vasos

La idea anterior nos sirve si, en lugar de utilizar vasos de colores, recurrimos a los blancos. Dibujando unos grandes ojos en ellos y colocando dentro bombillas de luz blanca (de forma que sea una guirlanda luminosa) se asemejarán a pequeños fantasmas.

La clásica calabaza

Es una opción un poco trabajosa porque la calabaza es dura, así que hazte con una que sea medianita, sobre todo si es tu primer intento.

  • Usa un buen cuchillo (está claro que la actividad no es para niños) y guantes para evitar cortes. Te será más fácil vaciarla e introducir la vela si, en lugar de hacer un círculo en la parte superior, bajas un poco el corte de forma que quede un rectángulo en la que será la parte de atrás.
  • Para vaciarla, usa una cuchara grande. Puedes utilizar el contenido luego para hacer un pastel o una crema de verduras. Cuando lo hayas hecho, dibuja con un rotulador la cara de la calabaza, con los clásicos ojos triangulares y la boca terrorífica. Luego córtalos.
  • El círculo y rectángulo que has abierto antes, en lo que sería la parte opuesta a la cara y la parte superior de la calabaza, te servirá como tapa para luego introducir una vela.

Lo mejor es que lo veas en un vídeo:

Dulces de Halloween

La comida también te puede servir de decoración y, si eliges recetas fáciles, puedes implicar a los niños. Siempre les resulta muy divertido meterse en la cocina.

Los cupcakes, por ejemplo, dan mucho juego, y a los niños les encantan. Después de hacer la magdalena con margarina, harina, levadura química, sal, azúcar, huevos, esencia de vainilla y leche, puedes preparar una cobertura especial. Ponle crema de cacao por encima, fideos de chocolate y cuatro tiras de regaliz negro colgando a cada lado. Te quedará un rico cupcake en forma de araña.

ideas para organizar fiesta halloween para niños

Más sencillo es pelar unas cuantas mandarinas o clementinas y, sin deshacer los gajos, introducir en el centro un trocito de apio. Colocadas en una bandeja, se asemejarán a pequeñas calabazas, una presentación atractiva para invitar a los niños a comer fruta.

En el lado más tradicional, tenemos los clásicos Huesos de Santo, un dulce típico del Día de Todos los Santos que está exquisito. Si no los quieres hacer tú, seguro que en la confitería más cercana puedes encontrarlos en versión casera.

Si en tu lugar de residencia no son típicos, puedes optar por las clásicas chuches en forma de arañas, de dedos, de calabaza, de dentadura…Te recomiendo echar un vistazo a estas recetas de brochetas de chuches que publiqué en su día y que tuvo mucho éxito entre las mamis cocinillas. ¡Seguro que coges ideas para los dulces de Halloween!

Fiestas de disfraces temáticas

Otra opción es organizar una fiesta de disfraces temática, que siga un hilo conductor, y en la que los invitados vayan disfrazados de algo concreto. La fiesta temática acota las posibilidades para disfrazarse, pero también pueden ser muy divertidas.

Fiesta Disney

La famosa factoría tiene personajes muy diferentes para gustar a cada tipo de niño, así que la fiesta será un éxito.

Fiesta Star Wars

La saga tiene muchos años de vida a sus espaldas, pero los recientes lanzamientos han creado también adeptos entre las nuevas generaciones.

Fiesta de videojuegos

Una manera de unir los juegos virtuales con los reales, y que puede hacer un guiño a juegos más antiguos, como PacMan, a juegos nuevos, como Minecraft, o juegos de todos los tiempos como Super Mario.

Fiesta de superhéroes

Ya sabemos que los superhéroes son inmortales, que niños de todas las generaciones han conocido las aventuras de Batman, Spiderman o Wonder Woman. También es imposible no acertar con esta opción.

Fiesta de Bob Esponja

Dependiendo de la edad y de las preferencias de los invitados (o del protagonista, si es un cumpleaños), quien dice Bob Esponja dice La patrulla canina, Phineas y Ferb, Pokémon, Dora La Exploradora…

Cars

¿A tu hijo le encantan los dibujos de coches? Entonces el color rojo y los coches de Cars deberían estar muy presentes.

ideas para fiestas de disfraces infantiles

Juegos de Carnaval

Una fiesta de disfraces no es una fiesta si no se organizan juegos de carnaval para niños. Propongo algunos clásicos que pueden ser utilizados en cualquier fiesta, así como juegos de disfraces.

El juego de la estatua

Consiste en poner música, que los niños bailen y, cuando esta pare, que se queden quietos conservando la postura.

El juego de la silla

Un clásico muy divertido ese de dar vueltas alrededor de sillas dispuestas en círculo, mientras suena la música. Cuando esta se pare, los participantes tienen que estar sentados sobre una, de forma que se van eliminando quienes no lo consigan. Siempre tiene que haber una menos que el número de participantes.

Para los dos juegos anteriores se pueden usar canciones propias del Carnaval (más abajo te dejo una sugerencias).

Concurso de disfraces

Con la perspectiva de un premio, seguro que padres y niños se esmeran con sus disfraces. Se puede pedir a los asistentes que voten el que consideren mejor (por ser el más bonito, el más original, el más trabajado…) para que haya un ganador. Se puede preparar también una ceremonia de coronación.

Disfraz improvisado

También puedes optar por hacer una fiesta de disfraces sin necesidad de que los niños vengan disfrazados. Puedes colocar prendas y complementos en un baúl y pedirle a los niños que se disfracen mientras suena la música, y que estén listos cuando la pares. Además de ser divertido, evitarás las comparaciones odiosas de disfraces desde el inicio.

Canciones de carnaval infantiles

Que las canciones de carnaval infantiles tengan su propio hueco en la fiesta contribuirá a la diversión. La de Carnaval, carnaval, la brasileña de País Tropical o la Samba do Janeiro de Bellini no pueden faltar en el repertorio. Este se puede completar con otras canciones infantiles que inviten al baile, como las de Cantajuegos.

En algunos lugares, como Cádiz, eso de las canciones de carnaval tiene otro significado. Niños y niñas de la ciudad y localidades de la provincia se organizan en agrupaciones carnavalescas y montan repertorios propios que incluso llevan a un concurso oficial, en el que un jurado decide cuál es la mejor. Sin duda, es una forma de estimular su creatividad, enseñarles conceptos musicales e inculcarles el valor de la tradición, entre otras cosas.

Siguiendo la tradición de las letras carnavalescas, puedes pedir a los niños que se reúnan en grupos para crear las suyas propias, de manera improvisada, usando como base alguna canción que conocen.

Otras ideas para una fiesta inolvidable

Retomando la idea de aprovechar cosas que se tengan por casa para la fiesta, sugiero disfraces infantiles caseros que se pueden hacer con materiales reciclados.

Disfraz de cebra con vasos desechables

De nuevo, los vasos desechables nos sirven para hacer algo útil para el carnaval. Se pueden usar vasos blancos y negros que deberás pegar en una camiseta y un pantalón negro, usando preferiblemente silicona. En cada línea de vasos se irá alternando el color.

Para la cara, puedes hacerte con una careta de cebra.

Dinosaurio de cartón

Lo ideal es hacerse con una caja grande, a la que hacer agujeros para que el niño pueda sacar los brazos y las piernas. Será por la boca por donde asome la cabeza. Puedes jugar con la geometría de las cajas y optar también por el cartón para los detalles: dientes afilados, una cresta, unas ojos grandes…

Submarinista con botellas

Tan sencillo como pintar unas botellas de plástico en azul (puedes verter pintura dentro y mover la botella para que esta llene sus paredes), juntarlas con cinta adhesiva negra y colocar cuerdas desde los tapones hasta la base para que se pueda poner a modo de mochila (puedes usar silicona para pegarla).

El resto del equipo será un pantalón y una camiseta negros, unas gafas de bucear con tubo de snorkel, así como un cinturón negro con pequeñas botellas de colores, que puedes agarrar con la misma cinta adhesiva negra, donde irán los “pesos” que lleva el submarinista.

Recuerda que el disfraz perfecto no existe, lo tienes que crear tú y mira cómo se las gasta la gente cuando se trata de hacer el mejor disfraz para niños:

Como ves, un presupuesto ajustado no tiene por qué ser un obstáculo para hacer un disfraz original y disfrutar del Carnaval o cualquier otra fiesta de disfraces. Espero que te hayan servido todas estas ideas para montar una fiesta de disfraces infantil divertida.