Saltar al contenido

Como hacer pompones de lana: Guía DIY paso a paso

cómo hacer pompones de lana

Si buscas cómo hacer pompones de lana rápido, de forma muy fácil y con diferentes tamaños, estás en el sitio correcto.

Te voy a contar todos los métodos que existen para hacer pompones de lana y como acoplarlos a los diferentes materiales o tejidos. ¡Incluso aprenderás cómo hacer una alfombra de pompones de lana!

No te lo pienses, ¡dejarás a todos impresionados con los resultados!

¿Por qué hacer pompones de lana?

hacer pompones de lana

Hacer pompones de lana es una actividad manual que puede ayudar mucho a desarrollar la motricidad fina de los niños. Puedes hacer que esto sea un juego y pasar ratos muy divertidos junto a tu pequeño elaborando pompones de diferentes colores, tamaños y grosores.

Crear es algo que impresiona mucho a los peques, y darles la oportunidad de que además personalicen cada pompón junto a ti, les mantendrá totalmente atentos y animados.

Estos pompones tienen muchos usos. Quédate tranquila que no serán simples pelotitas rodando por el suelo de tu casa. y desprendiendo hilos.

Si aprendes como hacer pompones de lana rápido decorarás miles de prendas, accesorios y tejidos. Así, darás un aire nuevo y muy actual a un montón de tejidos, sin necesidad de que inviertas nada más que tu tiempo y creatividad.

¿Para qué se usan?

Los pompones de lana tienen muchos usos diferentes.

Uno de los más populares en los últimos tiempos es añadirlos en la ropa. Seguro que esto te suena porque ya has visto jerséis, sudaderas o vestidos con pompones cosidos.

También se usan pompones pequeños para decorar complementos como pulseras, coleteros, bandas del pelo o gorros y bufandas. Incluso puedes encontrarlos en calcetines o medias.

Y es que ya sabéis como es la moda, cuando algo se lleva inmediatamente aparece en todo tipo de prendas y tejidos.

En el hogar hay mil sitios donde puedes añadir tus pompones de lana. Puedes poner pompones grandes en cojines, en las cortinas del cuarto de tu pequeño, o en las mantitas del sofá.

usos de los pompones de lana
Fuente: Pinterest

Para añadir los pompones a todas estas superficies, te bastará con coser el centro del pompón al tejido utilizando lana o hilo, dependiendo del grosor del tejido donde vayas a coser los pompones.

En casa hay otros elementos que puedes decorar con pompones de lana, como por ejemplo: Cuadros, alfombras, manualidades creadas por ti misma de decoración, espejos, e incluso en los muebles de tu pequeño.

Para poner nuestros pompones en estas superficies debes de ayudarte o de una pistola de pegamento, o usar una grapadora. De este modo puedes adherir los pompones de lana a cualquier sitio que se te pase por la mente.

Si quieres ser un poco más original, puedes hacer alfombras, mantas, cortinas y muchos más objetos de decoración hechos únicamente con pompones de lana. Así además de crear algo único, conseguirás darles un aspecto esponjoso y achuchable que dejará impresionados a niños y adultos.

Qué pompones de lana hacer

Como has visto, hay mil sitios donde podemos poner pompones de lana. Incluso pueden crearse accesorios, textiles y ropa únicamente usando pompones de lana. Pero claro, según el objetivo que tengas en mente, necesitarás que los pompones sean de un tamaño u otro.

Si tu idea es la de añadir un pequeño pompón a los calcetines de los niños, uno de 10 centímetros obviamente no te sirve. Por eso es importante saber como hacer pompones de lana grandes, medianos y pequeños.

Pequeños

Los pompones de lana pequeños son los más indicados para prendas u objetos de menor tamaño. Su elaboración puede hacerse a través de varios métodos, más adelante te daremos los pasos para conseguirlo de un modo muy fácil y rápido.

Dentro de este tamaño, también metemos a los pompones de lana pequeños en forma de corazón. Estos son unos de los preferidos por los niños, pero también de adultos. Con ellos puedes decorar de un modo muy original cualquier elemento, e incluso combinarlos con otros de forma redonda.

Medianos

Si aprendes como hacer pompones de lana medianos, estarás ganando mucho en cuanto a posibilidades.

Este tamaño es uno de los más versátiles, y puede usarse en textiles, complementos del hogar, para hacer estructuras de alfombras o cortinas y por supuesto, para combinar con otros de distinto tamaño.

Grandes o gigantes

Los pompones también pueden ser grandes e incluso gigantes. Si tu creación es de un buen tamaño, seguramente te sea más fácil y rápido aprender como hacer pompones de lana grandes.

Para conseguirlo también podemos ofrecerte más de un método. De este modo puedes elegir tu preferido o el que más le guste a tu pequeño gran ayudante.

Cómo hacer pompones de lana rápido y fácil

Bien, pues ya estás en la parte en la que aprenderás paso a paso como hacer pompones de lana sin cartón, con cartón, con máquina, con rollos de papel higiénico, y hasta con un tenedor. Sin duda, tienes para elegir opciones de sobra.

Con cartón

cómo hacer pompones de lana con cartón

Este es uno de los métodos más populares y versátiles. Con este sistema puedes hacer todo tipo de pompones. Solo tienes que crear tantas bases de cartón, como tamaños diferentes quieras, de ahí su popularidad.

Te explico todo paso a paso, ¡toma nota!

  1. Consigue dos trozos de cartón. Deben de ser iguales y en ambos harás lo mismo.
  2. Marca una circunferencia exterior y otra interior. La exterior se corresponderá al tamaño final del pompón. Cuanto más pequeño hagas el círculo interior en comparación al otro, más apretado y robusto te quedará el pompón.
  3. A continuación, recorta con unas tijeras alrededor de la circunferencia grande. Una vez tengas los dos círculos de cartón, debes de quitar un 10-20% de un lado de esta circunferencia hasta llegar a la pequeña. El objetivo es recortar el círculo pequeño para hacer un «agujero» y conseguir una especie de donut con un mordisco, es decir, sin el 10-20 % que quitaste.
  4. El siguiente paso es juntar ambos cartones de forma que coincidan y con lana atarlos. Tras esto tienes que enrollar y enrollar alrededor de todo el cartón, hasta que no se vea nada, excepto un poco de las esquinas. Si en vez de una sola vuelta haces dos, tres o más vueltas al cartón, te quedará un pompón de lana más gordito y compacto.
  5. Ahora coge una hebra de lana de unos 50 centímetros y hazla doble. De esta forma un lado no estará abierto y el otro tendrá las puntas.
  6. Calcula la mitad de la hebra, y ponla de forma que esté entre las dos esquinas de los cartones que dejaste al aire. El objetivo es que según vayamos cortando con la tijera la lana del exterior de la circunferencia, se vaya pasando la hebra hacia el interior del círculo.
  7. Corta con cuidado metiendo la tijera entre ambos cartones y avanza la hebra a la par.
  8. Cuando los dos lados de la hebra se junten porque hemos cortado toda la lana que une los cartones, hay que hacer un nudo doble apretando con fuerza. Así mantenemos todo el centro de los flecos de lana sujetos. Corta el sobrante de la hebra con puntas abiertas si quieres colgar el pompón, si aún no tienes claro cómo lo adaptarás, deja ambas. Ya habrá tiempo para cortar.
  9. A continuación, retira el cartón con cuidado y revisa si están uniformes todos los flecos de lana, sino, corta con cuidado e igualalos.

Este método admite combinaciones de colores, diferentes tamaños e incluso círculos un poco alargados. Deja volar tu imaginación y la de tu ayudante, y empieza a crear todo lo que queráis.

Con un tenedor

cómo hacer pompones de lana con tenedor

Si, parece un poco loco. Pero puedes aprender como hacer pompones de lana con un tenedor. Como habrás intuido el tamaño resultante son pompones pequeños. Aunque si tienes un tenedor enorme te quedarán más grandes. Te explico como hacerlo paso a paso:

  1. Lo primero que debes de hacer es enrollar la lana alrededor de los dientes del tenedor y hacer un nudo. A continuación, da muchas vueltas. Cuantas más des más compacto será el pompón.
  2. Una vez hecho corta la lana y haz un nudo.
  3. Ahora hay que coger otra hebra, de unos 15-20 centímetros y hacer «el cinturón» del pompón. Mete un extremo de la hebra por el diente del medio del tenedor y haz un nudo fuerte por el otro lado. De este modo, todo el enrollado que has hecho alrededor de los dientes quedará sujeto con la hebra en vertical.
  4. Cuando te hayas asegurado de que la hebra esta atada de forma segura, coge las tijeras. Corta la lana por ambos laterales del tenedor, poco a poco y con cuidado.
  5. Ahora solo falta que des un poco de forma al pompón, y recortes los flecos de lana que estén desiguales.

Con máquina

Si quieres un método que se ayude de alguna herramienta más profesional, puedes aprender como hacer pompones de lana con maquina.

Existen maquinas, normalmente de plástico, que sirven para hacer pompones con otros utensilios más resistentes. Hay muchos tamaños diferentes entre los que elegir, así tus pompones pueden ser también grandes, medianos o pequeños.

Estas máquinas son como los círculos de cartón, pero obviamente, mucho más resistentes. Puedes crear cada pompón de una forma muy fácil y rápido. Son unas máquinas económicas y perfectas si quieres hacer un proyecto que lleve muchos pompones, o bien, tienes pensado hacer pompones durante un tiempo largo.

El funcionamiento es prácticamente el mismo que al hacer pompones con cartón, y resulta muy fácil de usar por los más pequeños.

Con rollos de papel higiénico

cómo hacer pompones de lana con rollos de papel higiénico
Fuente: Pinterest

Existen dos formas para hacer pompones de lana con rollos de papel higiénico. Con una obtienes pompones de un tamaño mediano, y con la otra puedes hacer pompones grandes.

Te detallamos paso a paso como hacer pompones de lana medianos con rollos de papel higiénico.

  1. Coge un cartón del rollo del papel higiénico, ponlo en horizontal y dobla por la mitad. Ahora coge una hebra de 50 cm aprox, y doblala. Por un extremo del cartón debe de sobresalir las dos puntas de la hebra, y por la otra la parte unida doblada de la lana.
  2. Ahora dobla el cartón de nuevo con la hebra dentro y envuelve el rollo. Haz tantas vuelvas como compacto quieras el pompón. No aprietes demasiado que hay que sacar el rollo.
  3. Cuando lo tengas, coge la hebra por el extremo en donde esta el lazo y tira. Llévala hacia el lado del cartón donde hay abertura y haz un nudo con ambos extremos de la hebra. Aprieta, pero sin pasarte.
  4. A continuación saca el rollo de papel higiénico. Y ahora si aprieta mucho la hebra. Con esto ya tendrás un mini ovillo de lana.
  5. Por último, solo tienes que meter la tijera por el hueco de cada una de las partes del ovillo. Intenta buscar la mitad al cortar, así tendrás que repasar menos al final para igualar los flecos.
  6. Una vez hayas cortado ambas partes, solo te queda igualar las lanas para que quede el pompón bien definido.

El segundo de los métodos que existen para hacer pompones de lana grandes con rollos de papel higiénico, requiere usar dos cartones. Se hace así:

  1. Coge dos rollos y colócalos en horizontal juntos. A continuación, comienza a enrollar ambos con lana. Cuanto más estrecho sea el trozo de lana, más compacto será el pompón. Es preferible dar muchas vueltas con la lana enrollando las vueltas unas encima de otras, que ocupar más espacio con pocas vueltas.
  2. Cuando acabes de enrollar puedes anudar, así no se irán las vueltas.
  3. Coge una hebra de unos 50 cm, y métela por ambos lados entre los 2 rollos de papel higiénico. Haz un nudo no excesivamente fuerte, luego lo apretarás más.
  4. Saca con cuidado uno de los rollos y aprieta la hebra que anuda la mitad. Haz dos nudos para reforzar.
  5. A continuación, busca el hueco del lado de la lana sin cartón y corta para que salgan los flecos. Puedes cortar la otra parte también con uno de los cartones puestos, así encontrarás mejor la mitad.
  6. Ahora solo tienes que igualar un poco los flecos que sobresalgan. El resultado de este método, son pompones de lana grandes.

Ya sabes como hacer pompones de lana de todo tipo, y de varias formas. Por tanto, en este momento ya puedes pensar cual será tu próximo proyecto.
Si te faltan ideas o te vienen demasiadas de golpe, aquí te dejo uno de los proyectos más populares para hacer con pompones.

Cómo hacer una alfombra de pompones de lana

alfombra de pompones de lana

Puede que antes de empezar a leer esta parte sientas que es imposible aprender como hacer una alfombra de pompones de lana si no tienes experiencia. Sin embargo, voy a demostrarte como puedes hacerlo sin apenas esfuerzo. Solo te hace falta un poco de constancia y eso si, los materiales.

Vas a necesitar: lana (puede obtenerla de deshacer  un jersey viejo, no requiere inversión), tijeras y una rejilla o malla para alfombras.
Ahora debes de elegir el método preferido para aprender como hacer pompones de lana y tenerlo muy mano, porque vas a practicar de sobra con esta alfombra.

El paso a paso para hacer una alfombra de pompones de lana es extremadamente fácil y rápido. Sobre todo si tienes la ayuda, por ejemplo, de tu pequeño.

  1. Primero tienes que recortar la malla para la alfombra. Así será la dimensión final y no hay ninguna regla para ello. Puedes hacerla redonda, cuadrada, rectangular, pequeña, grande, etc.
  2. Una vez que tienes clara la dimensión de tu alfombra llega el paso más importante: haz pompones de lana. Puedes variar en el color,y en el tamaño si quieres una alfombra de pompones original, o bien, hacerla lisa de un color y forma.
  3. Una vez vayas teniendo una buena cantidad de pompones, puedes empezar a anudarlos ala rejilla. Así podrás calcular cuantos te quedan por hacer. Dependiendo de lo compactos que sean ocuparán más o menos de la superficie, por eso es importante ir viendo el resultado.
  4. Cuando tengas todos los pompones anudados y la superficie completa, puedes dar la vuelta a la alfombra y recortar el exceso de hebras. Así el resultado será impecable por ambos lados.

Como ves, el mundo pompón también es para ti.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESAN ESTAS MANUALIDADES:

Tanto si ya tienes experiencia, como si acabas de aprender como hacer pompones de lana, puedes decorar y hacer casi cualquier cosa. ¡No lo pienses más y comienza ya!