Saltar al contenido

Cómo hacer brochetas de chuches paso a paso

dulces para niños paso a paso

No hay fiesta infantil que se precie en la que no haya chuches. Si hay adultos que aún no han aprendido a vivir sin ellas, imagina los más pequeños. Y, como la presentación es importante, recopilamos una forma original y divertida para presentar las chuches que las hará, si cabe, todavía más apetecibles: hoy aprendemos cómo hacer brochetas de chuches o brochetas de gominolas.

Cómo hacer brochetas de chuches originales

Las brochetas de chuches son un buen recurso porque, pese a lo vistoso del resultado, la elaboración es sumamente sencilla. Tanto que se puede pedir ayuda a los más pequeños en la cocina, en una sesión que servirá para inculcarles la importancia de colaborar, de implicarse en las tareas de la casa y de cuidar la imagen y el trato que se ofrece a familiares y amigos que visitan el hogar. Más aún si se trata de una fiesta en las que ellos son los protagonistas.

Cuidadito con el azúcar
Antes de nada, me gustaría dejar claro que no soy muy fan de dar kilos y kilos de azúcar a los niños y que, en la medida de lo posible, debemos intentar que la ingesta de azúcar diaria sea la menor posible.

Sin embargo, en eventos como cumpleaños, reuniones familiares, comuniones y otros eventos destacados es cuando podemos dejarles algo más de libertad frente a este dulce veneno. Aquí os dejo este informe de la OMS con recomendaciones sobre las ingestas de azúcar recomendadas en niños y adultos.

Una de las golosinas favoritas de grandes y pequeños son las moras, tantos las rojas como las negras. Esta combinación de colores conseguirá que la brocheta tenga un toque distinguido y fino, ideal para colocar a modo de centro de mesa.

¿Y cómo hacer brochetas de chuches con moras? Lo más fácil es ensartarlas en los pinchos de forma alterna por colores, comenzando indistintamente por rojas o por negras, e ir combinando. Al final se puede colocar un muñequito de azúcar, como un osito.

opciones divertidas con golosinas

Algo más elaboradas y vistosa son las flores hechas con moras. Se preparan ensartando tres moras en el pincho, una roja, una negra y otra roja, ya que la negra será el centro de la flor. En esta última, a su vez, se ensartan dos palillos de dientes cruzados, formando una X, cuyos extremos se han de rellenar luego con más moras rojas. Así de sencillo.

Como cada ocasión es única, proponemos diferentes brochetas según el motivo de la celebración.

Cómo hacer brochetas de chuches para comunión

Con un poco de organización y de tiempo, se puede componer una bonita mesa dulce para la comunión. Comprando los ingredientes y pidiendo ayuda a un familiar, será además más económica que encargarla a una empresa especializada.

Se necesitan gominolas variadas, como nubes o esponjitas, besitos o tacos de colores pinchos para brochetas, bolsitas de plástico, cintas de colores, botes para colocarlas dentro y, de forma opcional, tarjetas.

Siguiendo el orden que se desee, se van ensartando las gomitas en la brocheta. Hay que procurar que tengan un tamaño similar, por lo que si se van a usar nubes con besitos, habría que cortar los primeros por la mitad. Cuando estén hechas todas, se cortan los pinchos para evitar que los pequeños se hagan daño, y se cubren con las bolsitas de plástico que se pueden encontrar en la misma tienda de chuches.

Cada bolsa se cierra luego con una gomita. Esta, a su vez, se puede cubrir con un lazo del color favorito del niño o la niña que realiza la comunión, y que lleve una tarjetita para souvenir de Comunión con el nombre del protagonista y la fecha del evento. En páginas webs como Correomagico.com se pueden personalizar gratis para imprimir en cartulina blanca de forma gratuita.

Los botes se pueden adornar con cinta adhesiva para decorar, telas o una pintura que se adapte al material. La mesa se puede completar con bombones y otras gominolas, la tarta, donuts y pequeños dulces colocados de manera que se juegue con la forma de los recipientes (platos, bandejas grandes y pequeñas…) y con las alturas, utilizando cajas como soporte. De fondo, se pueden colocar banderitas de colores.

golosinas para comuniones y fiestas de niños

Cómo hacer brochetas de chuches para cumpleaños

Las chuches se pueden elegir siguiendo el criterio del color para que cumplan también una función decorativa. Siempre y cuando, claro, el niño sienta predilección por cualquier chuche, no tenga preferencias. Con regaliz rojo, fresitas, ositos, sandías o tacos de colores, entre otras opciones, se pueden componer brochetas de los más coloridas.

Las brochetas de chuches, por otra parte, se adaptan bien a cualquier evento, como San Valentín. Postres Originales propone recetas a paso a paso y, entre ellas, explica la elaboración de una brocheta de nubes que, además de deliciosa, tiene un resultado muy fino, ideal para una velada romántica.

Se necesitan nubes o esponjitas, sprinkles de colores, jarabe de vainilla o sirope de miel, brochetas y un pincel. Con el pincel mojado en el jarabe, se ha de pintar una letra en cada esponjita, lo que hará que los sprinkles se peguen en la esponjita. Lo mejor es preparar un cuenco con estos fideítos de colores para pasar la nube justo después de ser pintada con el jarabe. Si es San Valentín, se puede conformar un “Te amo” con un corazón.

Finalizado este proceso, se ensartar las esponjitas en la brocheta mojada en agua y se colocan en un plato. Este se puede decorar con una blonda, pétalos, caramelos en forma de corazón, etc.

Cómo hacer brochetas de chuches sin que se peguen

Las golosinas seleccionadas no tienen por qué pegarse si no quedan expuestas a demasiado calor y se consumen pocas horas después de ser elaboradas. Se pueden reducir las posibilidades de que se peguen al palo mojando este previamente en agua. También ayudará envolverlas con una bolsita de plástico y clavarlas con suficiente separación en un corcho blanco o similar, que se puede forrar con papel.

En definitiva, las recetas son ilimitadas, fáciles e ideales para niños. Solo es cuestión de aprender cómo hacer brochetas de chuches para niños y llamar su atención en eventos y celebraciones.