Saltar al contenido

Cómo Enseñar Valores a los niños: ¿Cuáles son los más importantes?

los mejores valores para niños

Existe la opinión generalizada de que en nuestra sociedad se han perdido muchos valores buenos que nos hacían mejores como personas. Ante esto, hay mucha gente que se resiste y que no quiere que sus hijos también sean de ese tipo de niños vacíos de valores que llegan a la edad adulta sin aprenderlos. ¿Cuáles son esos valores? ¿Cómo inculcárselos? Aquí tienes las respuestas.

Cuáles son los valores principales en los niños

Básicamente, en los niños debemos fomentar los mismos valores que queremos que tengan de adultos. La etapa adulta no es más que una proyección de todo lo que se ha vivido en la infancia, por lo que los valores que se trabajen con el niño serán los que muestre como adulto.

Estos valores dependerán de cada persona. Aunque todos podríamos ponernos de acuerdo sobre qué valores son positivos y cuáles no, cada uno priorizará algunos de esos valores positivos sobre otros.

Por ejemplo, hay quien pone la bondad por encima de todos los demás. Para otros, lo más importante es la buena educación, y hay quien intenta inculcar la honestidad antes que todo.

El orden depende de cada uno, pero hay una lista de valores que todo niño debería tener: bondad, honestidad, buenos modales, respeto, tolerancia, solidaridad, empatía, gratitud… la lista puede ser tan larga como queramos.

Cómo educar en valores

Una vez que tenemos claro los valores que queremos inculcar a nuestros hijos, llega el siguiente paso: cómo hacerlo. Hay muchas actividades que se pueden hacer para lograr ese objetivo, pero por encima de todo se debe tener claro que la mejor manera de educar en valores es mostrar tú mismo esos valores.

No hay mayor prédica que el ejemplo, por lo que, si quieres que tu hijo no diga palabrotas, no debes decirlas tú delante de él. Si deseas que sea tolerante, no puedes mostrar conductas intolerantes tú, y si quieres que no mienta no debes mentirle tú.

como educar a los niños con valores

Parece sencillo, ¿verdad? Lo cierto es que este es un punto muy delicado, ya que los adultos no somos perfectos y a menudo metemos la pata y hacemos lo contrario de lo que intentamos enseñarles. Y eso es un paso atrás en el aprendizaje de valores.

Por mucho que intentemos enseñarle que sea respetuoso con los demás, que organicemos actividades para ello, que hablemos con él sobre ese tema o que le regañemos cuando no sea respetuoso, si llegamos a un bar y hablamos de manera poco respetuosa al camarero, nos habremos cargado todo ese trabajo.

Educar a un hijo en valores es una tarea que ocupa las 24 horas del día, y en la que tú eres el modelo. Por eso, es una manera perfecta de hacernos mejorar a nosotros mismos como personas.

Técnicas para inculcar valores y principios a los niños

Además de tu ejemplo, es muy útil llevar a cabo actividades y tareas concretas que sirvan al niño para que esos valores que intentamos transmitirle vayan calando en él como lluvia fina.

Actividades

Hay cientos de actividades que se pueden hacer para inculcar valores a nuestros hijos. Lo más importante es que para ellos resulten entretenidas, ya que, si lo perciben como un trabajo, el aprendizaje no será significativo. Aquí van algunas ideas:

  • Páginas webs de valores: a los niños les encanta recibir contenido digital. Adaptarse a ello es una buena idea para que este proceso de aprendizaje sea para ellos algo mucho más motivador e integral. En Internet existe mucho material para que ellos mismo lo usen.
  • Voluntariado: hay muchos programas de voluntariado que se pueden hacer en familia. Realizar uno junto a los más pequeños es una manera de trabajar la solidaridad y de vivir una experiencia única junto a quienes más quieres.
  • Escribir: esta es una buena actividad en muchos ámbitos. Para fomentar los valores, puedes coger ideas como escribir una carta a niños desfavorecidos para fomentar la solidaridad, crear la letra de una canción sobre la igualdad o el simple hecho de elaborar un pequeño texto para pedir perdón a alguna persona con la que se haya portado mal.
  • Juegos de mesa: existen juegos de mesa como Quorum en los que se avanza en base a la superación de dilemas éticos que sirven al niño para aprender y para ir conformando sus propios valores éticos. Además, son geniales para pasar tiempo en familia.

valores para trabajar con niños

Juegos

Está claro que para los niños la mejor manera de aprender cualquier concepto es hacerlo mediante juegos. El aspecto lúdico es clave en el aprendizaje. Consigue que aumente la motivación y que lo aprendido sea mucho más profundo. Algunos juegos que puedes hacer con tu hijo son:

  • El superhéroe: en este juego se empieza elaborando una lista de las características que tiene el superhéroe perfecto. Se trata de que el niño diga 5 y tú otras 5. No creo que él elija muchos valores, ¿verdad? Pero seguro que tú si lo haces.

Una vez que ya tenéis la lista hecha, llega la hora de sacarle partido: necesitarás un disfraz de superhéroe y una cartulina con una tabla en la que estén escrita la lista. Cada vez que el superhéroe muestre uno de los valores que hay en ella, puedes pegar en esa cartulina una pegatina de carita sonriente o similar. Al final de la semana, seguro que se ha merecido un buen premio.

  • Role-playing: otros juegos muy interesantes para educar en valores son los role-playing. Puedes elaborar miniteatros en los que hay un personaje con buenos valores y otro con valores negativos. Os divertiréis y, si tenéis una charla tras él, resultará muy útil.
  • “Manolo va”: Un sencillo juego, ideal para momentos como cuando le estás secando tras la ducha, en el que cada uno va diciendo frases que comiencen con “Manolo va”. Por ejemplo: “Manolo va por la calle y se choca con una persona. ¿Qué debería hacer Manolo?”. Podéis ir diciendo una frase cada uno, así el niño aprenderá buscando sus propias soluciones y valorando las soluciones que tú das.

Cuentos y libros

Los cuentos están cargados de valores, algunos positivos y otros no tanto. En cualquier caso, analizar bien los valores que tiene un cuento antes de contarlo para ver si es bueno para el niño o no es una buena idea.

Cuentos para trabajar los valores con niños y niñas

Tanto los cuentos como los libros en general suponen una de las mayores vías de aprendizaje del niño. Por tanto, hay que vigilar mucho qué valores les llegan por ellas, y aprovechar todo el potencial que tienen.

Los cuentos clásicos suelen ser un valor seguro en este sentido. Están cargados de valores y tienen una moraleja final sobre la que podéis hablar tras leerlo.

Quizás también te interesa leer nuestro ranking de los mejores juguetes para niños e incorporarlos en tu educación de valores.

Vídeos y películas

La mayoría de los niños pasan más tiempo hoy en día viendo la tele que leyendo. Por eso, hay que cuidar mucho qué ven. ¿A que a ti también se te vienen a la cabeza varios dibujos animados que no dejarías ver a tu hijo de ninguna manera?

En el sentido contrario, también ocurre, ya que hay muchas películas que resultan aconsejables por los buenos valores que logran transmitir y que, aunque a veces no nos demos cuenta, van entrando poco a poco en los niños que las ven.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESA LEER:

Está claro que la educación en valores es uno de los mejores caminos que podemos emprender en nuestra familia. ¿Sabes lo mejor? Puede ser muy divertido. Por todo eso merece la pena el esfuerzo, y estaremos ayudando a nuestro hijo a tener unos principios que le sirvan de guía como persona.