Saltar al contenido

Aprender a comer solo: mejores técnicas y consejos

cómo enseñar a un bebé a comer solo

¿Tu bebé ya ha llegado a los 6 meses o está a punto de hacerlo, y crees que es hora de que empiece a comer solo? Pues sí, estás en lo cierto. Los 6 meses son una edad estupenda para aprender a comer solo y esto, como en todo, genera teorías y distintas técnicas en el sector de la nutrición infantil. Una de las más populares es el baby-led weaning, un método impulsado por la nutricionista Lidia Folgar con el que los bebés pueden comenzar su autonomía alimentaria desde los 6 meses.

Pero no te lances tan rápido a comprar su libro.

Espera que te cuente todo mejor porque a continuación te hablo de este y otros métodos para enseñar a un bebé a comer solo y además te doy unos consejos basados en mi propia experiencia.

Mejores métodos para aprender a comer solo

Nadie ha dicho que sea fácil, pero es algo natural que simplemente requiere constancia y tiempo. Sobre todo esto último porque es algo que no solemos tener cuando somos padres y, ¿para qué engañarnos? el bebé come mucho más deprisa y en mayor cantidad si le das un puré sin ni siquiera darle opción a coger la cuchara.

mejor método para aprender a comer solo

Ese no es el camino y como estás aquí para que tu hijo/a aprenda a comer solo tendrás que poner un poco de tu parte.

Pues bien, te diré que hay muchos métodos para hacerlo, pero cada madre conoce a su bebé y le enseña a comer como quiere. En mi caso, me salté el paso de comer con las manos y todo esto del baby-led weaning y le enseñé a comer solo con cubiertos (con cuchara, concretamente).

También es cierto que no empecé a enseñarle hasta los 12 meses, bastante tarde para lo que se estila hoy en día y, además, empecé con triturados. Pero me fue bien y estoy muy contenta de ver cómo maneja mi hijo los cubiertos con 2 años.

Por eso te digo que el método y lo que te digan alrededor debe ser indiferente para ti. Tú eres su madre/padre y tú mejor que nadie conoces a tu bebé, así que personaliza la enseñanza para él/ella y haz lo que creas que está mejor en base a su desarrollo y capacidad motora.

Cómo enseñar a un bebé a comer solo: mis consejos

Muchas madres creen que comer con las manos es más fácil que comer con cubiertos, pero te aseguro que a partir de los 12 meses comen con la cuchara mejor que algunos mayores.

Si estás a favor de que experimenten con las texturas y vas a empezar a los 6 meses, el baby-led Weaning es tu método. Si no, pues puedes probar con los cubiertos desde el principio, tal como hice yo, pero ten en cuenta que yo empecé más tarde, allá por los 10 meses.

Yo soy partidaria de enseñar dando ejemplo y como yo como con cubiertos me decanté por enseñarle a comer con cuchara.

Dicho esto, a continuación te dejo algunos consejos que yo puse en práctica y me fueron bien:

  • Tú y solo tú decides cómo hacerlo. No hagas caso ni a tu madre, ni a tu cuñada ni a tu hermana. Tú conoces a tu hijo y tú tienes que experimentar cuál es la mejor forma para ti y para tu bebé.
  • Elige bien qué alimentos darle. No le des únicamente frutas y verduras y ofrécele variedad, pero con cabeza. Y eso sí, intenta que coma lo mismo que comáis vosotros.
  • Olvida las cantidades. Esto es aplicable cuando empiezan a comer sólidos. Piensa en el volumen de su estomaguito y en el cambio digestivo que supone para ellos el pasar de tomar leche o purés a tomar alimentos sólidos.
  • Si le vas a dejar en casa de un familiar o amigo es muy importante que mantengan tus hábitos a la hora de darle de comer: horario, forma de trocear los alimentos y colocarlos en el plato, mismo cocinado, etc. Cualquier variación en esta etapa iniciar puede retrasar nuestro objetivo: que el bebé aprenda a comer solo.[/su_note]
  • No vayas y vengas. Quiero decir, esto es como cuando deje el pañal. Una vez que empiezas tienes que continuar porque no funciona al instante. Has de ser constante y disciplinada y debes pensar que es obvio que para ellos es más fácil recibir la comida directamente en la boca. Pero consintiéndoselo solo le estás haciendo más perezoso a la hora de comer cuando podría hacerlo solo. Simplemente es eso.
  • Mentalízate y dale libertad, pero con pautas controladas. El niño va a tirar comida al suelo, se va a manchar la ropa y se va a llenar la cara y hasta las pestañas y el pelo. Es así, pero es una fase que hay que pasar. ¡Déjale experimentar y mancharse! Siempre con cierto control, por supuesto. Se trata de aprender y a mí eso de «aprender jugando» no me vale para la mesa. En la mesa no se juega y yo se lo enseñé a mi hijo desde el principio. Pero sí es importante que se manchen, así que no te agobies con ese tema (aunque tu madre te lo diga una y otra vez).
  • Escuela infantil. Me gusta decirlo siempre, y es que yo estoy muy agradecida a la escuela infantil donde mi hijo come a diario porque allí me ayudaron a impulsar el paso de la alimentación basada en leche a la alimentación normal. Y después, me ayudaron mucho con el paso de la alimentación líquida a la sólida y en tan solo una semana el niño ya estaba comiendo sólidos perfectamente. Eso sí, yo prefería seguir dándole el puré de verduras delante, y el sólido de segundo plato y así lo hice hasta los 20 meses, aproximadamente.
  • No te agobies. Unos niños aprenden antes y otros después y esta frase te vale para cualquier enseñanza futura porque es así. No vale de nada comparar a tu hijo con otro porque solo conseguirás agobiarte porque el hijo de Pepita ya come solo y el tuyo no. Cada niño tiene su ritmo, no lo olvides durante el proceso de aprender a comer solo.

Baby-led weaning (BLW): la técnica recomendada por la AEP

¿Te suena Lidia Folgar? Fue concursante de la III edición de Masterchef, por eso te lo digo.

Pues bien, esta nutricionista pediátrica publicó un libro titulado «Aprender a comer solo» en el que incluye consejos y recetas para enseñar al niño a comer de forma autónoma todo tipo de alimentos a partir de los 6 meses.

Su libro está basado en el método Baby-led Weaning (BLW), un método alternativo a la cuchara que muchos padres siguen en esta etapa y que se basa principalmente en la idea de que los lactantes deben manipular la comida y ser los responsables de llevársela hasta la boca, siempre supervisados por un adulto.

método baby-led weaning

Según afirma Lidia, este libro era muy necesario en España porque en países como Reino Unido el método ya era mucho más popular y lo recomendaban incluso los propios médicos y pediatras. Para ella, es muy importante hacer las cosas bien desde el principio en la alimentación infantil y el método BLW es una muy buena forma de llevarlo a cabo.

Pues bien, el método puede aplicarse a partir de los 6 meses, cuando existan ciertas señales motoras, y se basa en algunos pilares básicos:

  • Debe ser el bebé el que manipule los alimentos y los lleve hasta su boca. Dichos alimentos se trocearán siempre de la forma más fácil para la mano del pequeño y con un tamaño medio, principalmente en gajos o trozos alargados. Es muy importante que nunca le lleves la comida directamente a la boca.
  • Sentar al bebé en la mesa, o en una trona (esto lo añado yo, por si no lo habías pensado) y presentarle la misma comida que la de los platos de mamá y papá.
  • Comer todos a la vez es primordial, aunque eso conlleve alterar vuestros horarios alimenticios.
  • Ofrecer variedad de alimentos.
Hay que decir que este método ha sido avalado recientemente por la Asociación Española de Pediatría (AEP) en sus recomendaciones sobre alimentación complementaria, la cual confirma el baby-led weaning o «alimentación complementaria dirigida por el bebé» como la mejor forma de alimentar a niños mayores de 6 meses.

Para más información te recomiendo comprar el libro de Lidia, que además incluye recetas muy fáciles e ideales para bebés que están empezando a comer solos.

Otros libros con recetas basados en el baby led weaning que puedes comprar:

La trona: la mejor opción para la alimentación autónoma del bebé

tronas para comer solo

Yo la usé a partir de los 6 meses, cuando el niño ya podía sentarse solo sin necesidad de apoyarse en nada. Es entonces cuando debes sentar a tu hijo en la trona para comer y no antes.

También te diré que fuera de casa me lo sentaba en las piernas dándole apoyo a su cabeza y así le daba el puré, pero en casa siempre comió sentado en su trona que, por cierto, me la regalaron cuando nació y ha termino siendo uno de los regalos para madres más útiles.

Pues bien, hay muchos tipos de tronas: portátiles, plegables, reclinables, de madera, evolutivas… Al final no hay una mejor que otra porque cada casa es un mundo y quizás tú necesitas que sea plegable porque tienes poco espacio, pero a mí es una características que me es indiferente porque tengo espacio de sobra en la cocina, por poner un ejemplo.

Tronabebe.online: opiniones, guías de compra y ofertas en tronas

Si te he convencido para comprar una silla trona y enseñar a tu hijo a comer solo lo tienes muy fácil porque recientemente se lanzó el proyecto tronabebe.online, una tienda para comprar tronas online en la que encontrarás guías de compra que incluyen características de cada modelo de trona, pros y contras, opiniones y hasta tronas similares de otras marcas.

Ni que decir tiene que también puedes plantarte en el buscador de Amazon y tú misma encontrarás un montón de tronas para bebé entre las que elegir. Yo, personalmente, te recomiendo las evolutivas o las convertibles porque podrás utilizarlas durante más años y amortizar su precio. ¡Ah! Y las tronas portátiles que puedes llevarte de viaje o a casa de tus padres para no andar con la trona normal de un sitio para otro (aunque muchas son plegables y tampoco es tan aparatoso)

Y nada, hasta aquí todo lo que tenía que contarte sobre aprender a comer solo y sobre las mejores técnicas para que tu hijo coma solito. Enseñarle a comer solo no fue nada traumático para mí y lo recuerdo como un proceso rápido y sencillo. Y tú, ¿a qué esperas para pasarte a contar tu experiencia en la zona de comentarios? Te espero.